Gilgamesh y Enkidu, el primer gran amor gay de la historia de la narrativa

El Poema de Gilgamesh (datado aproximadamente alrededor del 2500 a. C., aunque se cree que la leyenda es algo más antigua) es la epopeya sumeria que cuenta las leyendas y relatos de la época sobre  Gilgamesh de Uruk, rey tirano que gobernó después del Diluvio Universal. Fue este carácter tiránico lo que desató la ira de los dioses, que decidieron castigarle enviándole en su contra a Enkidu, hombre nacido del barro con el que, después de vencerle en batalla, entablará la que muchos califican de ‘cercana amistad’, y nosotros consideramos que podría ser el primer gran amor gay de la historia de la narrativa.

Gilgamesh llegó incluso a rechazar el amor de la gran diosa de la fertilidad y belleza, Ishtar, para continuar sus aventuras de la mano de Enkidu. Posteriormente, los dioses anunciarán la muerte de Enkidu, tras la cual Gilgamesh se embarcará en la búsqueda de la planta de la inmortalidad. Y aunque finalmente Enkidu acabó muriendo, la última tablilla de la epopeya nos relata la emotiva despedida del rey sumerio y el espíritu de Enkidu.

El romance gay más antiguo de la Humanidad

El amor entre Gilgamesh y Enkidu es el romance homosexual más antiguo que conocemos. Tras varios milenios oculta en las ruinas del palacio del rey asirio Ashurbanipal en Nínive, en 1927 fueron rescatadas 12 tablillas de barro que recogen la epopeya del héroe sumerio y su amigo Enkidu, un salvaje de las tierras altas.

Gilgamesh era el rey más bello de la ribera del Eúfrates, después del diluvio universal. Pero su tiranía provocó la ira del dios Anu, que envió al salvaje Enkidu, un hombre nacido del barro por deseo de la diosa Araru, para controlarlo.

El bello rey y el potente salvaje pelearon cuerpo a cuerpo, hasta que Gilgamesh venció y perdonó la vida a su adversario, que en agradecimiento le juró amistad eterna. Pero la diosa Ishtar se enamora del rey Gilgamesh, pero es repudiada por este para vivir junto al salvaje Enkidu.

Mediante un sueño los dioses anuncian a Enkidu su muerte. Gilgamesh, herido de dolor, organiza en su honor grandes funerales y le dedica una de las más hermosas elegías de la Historia. Al final, ambos se reencuentran gracias a los dioses, que conocen el amor entre ambos, y Enkidu narra al rey su estancia en el mundo de ultratumba, sellando sus almas para siempre.

3 Comentarios
  1. Javier García 2 años

    Me ha gustado mucho, me gustaría algún día leer ese poema.

  2. rose 2 años

    qué bonita historia

  3. Juan 1 año

    Una historia de amor de tiempos remotos, solo que escrita sobre tablas de barro, preciosa

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Tarot Nuevo. Todos los derechos reservados.

Buzón de dudas y sugerencias

Este pequeño buzón quiere recoger todas vuestras peticiones, ideas y sugerencias que queráis hacer al primer gabinete de España en ofrecer soluciones a problemas sentimentales homosexuales. Nos pondremos en contacto con vosotros tan pronto como veamos vuestros mensajes.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?