Santa Perpetua y Felicitas, dos santas lesbianas, patronas de las parejas queer

Santa Perpetua, Santa Perpetua y Felicidad, lesbianas, Santa Perpetua y Felicitas, santas lesbianas

La Santa Perpetua y Felicitas fueron valientes amigas del Norte de África que fueron ejecutadas en el siglo III debido a su fe cristiana. Algunas personas estudiosas consideran que ambas son las santas patronas de mujeres lesbianas o parejas del mismo sexo. Su festividad se celebra el 7 de marzo.

Santa Perpetua, Santa Perpetua y Felicidad,  lesbianas, Santa Perpetua y Felicitas, santas lesbianas
Santa Perpetua y Felicitas (Felicidad)

Tanto Perpetua como Felicitas fueron detenidas por profesar la fe cristiana, encarceladas juntas, y se aferraron a la otra en los últimos momentos antes de morir juntas el 7 de marzo del 203.

Santa Perpetua y Felicitas fueron encarceladas

Los detalles de su encarcelamiento son conocidos porque Perpetúa llevaba un diario, el primer documento conocido que en la historia cristiana fuera escrito por una mujer.

De hecho, ese escrito, titulado «la pasión de Santa Perpetua, Santa Felicitas y sus Compañeros» fue tan venerado en el norte de África que San Agustín advirtió a la gente que no lo trataran como si fuera la Biblia.

A las cristianas y cristianos de la época le encantaba la historia de estas dos mujeres consolándose mutuamente en la cárcel y dándose el beso de la paz, ya que encontraron su fin en el anfiteatro de Cartago, donde fueron mutiladas por animales salvajes antes de ser decapitadas.

Santa Perpetua, Santa Perpetua y Felicidad,  lesbianas, Santa Perpetua y Felicitas, santas lesbianas
Santa Perpetua y Felicidad o Felicitas como también se la conocía, fueron mutiladas y decapitadas

Sus nombres son familiares para la feligresía católico-romana porque Santa Perpetúa y Felicitas se incluyen en la oración eucarística de la Misa.

Perpetua era una mujer noble de 22 años de edad y madre lactante. Felicitas, su esclava, dio a luz a una hija mientras estaba en prisión. Aunque estaba casada, el marido de Perpetua está ausente de su diario.

Una pancarta diciendo «mecenas de las parejas del mismo sexo» cuelga por encima de Felicitas y Perpetua en el ícono en la parte superior de esta entrada.

Fue pintado por Maria Cristina, artista que reside en Las Cruces, Nuevo México. Esta artista ha pintado a ambas mujeres tomadas de la mano en un gesto elegante.

Santa Perpetua, Santa Perpetua y Felicidad,  lesbianas, Santa Perpetua y Felicitas, santas lesbianas
La Santísima Virgen María y Niño con Santas Felicidad y Perpetua (Sacra Conversazione); anónimo pintor Polaco; circa 1520

El cráneo de una vaca con cuernos largos, similar a las pinturas del famoso artista de Nuevo México O’Keefe Georgia, añade un poco de sabor agradable del sudoeste estadounidense a la imagen.

El fallecido profesor de historia de Yale, John Boswell, nombra a Santa Perpetua y Felicitas como una de las tres parejas principales del mismo sexo en la iglesia primitiva. Los otros son Polyeucto y Nearco y los Santos Sergio y Baco.

La historia de amor de la Felicitas y Perpetua está contada con detalles históricos en dos libros: «Uniones del mismo sexo en la Europa pre moderna» escrito por Boswell y «Santidad Apasionada» escrito por Dennis O’Neill, quien es el fundador del Círculo Viviente, el centro inter religioso de espiritualidad LGBTI que encargó el siguiente ícono de la amorosa pareja del mismo sexo.

Fue pintado por el hermano Robert Lentz, un fraile franciscano y iconógrafo de renombre mundial muy conocido por sus íconos progresistas.

Santa Perpetua, Santa Perpetua y Felicidad,  lesbianas, Santa Perpetua y Felicitas, santas lesbianas
Ruinas de Cartago

Santa Perpetua escribió

«Yo estaba todavía con mis compañeros. Mi padre, que me quería mucho, trataba de darme razones para debilitar mi fe y apartarme de mi propósito. Yo le respondí: «Padre, ¿no ves ese cántaro o jarro, o como quieras llamarlo?…

¿Acaso puede llamarlo con un nombre que no le designe por lo que es?» «No», replicó él. «Pues tampoco yo puedo llamarme por un nombre que no signifique lo que soy: cristiana». Al oír la palabra «cristiana», mi padre se lanzó sobre mí y trató de arrancarme los ojos, pero solo me golpeó un poco, pues mis compañeros le detuvieron…

… Yo di gracias a Dios por el descanso de no ver a mi padre durante algún tiempo… En esos días recibí el bautismo y el Espíritu me movió a no pedir más que la gracia de soportar el martirio. Al poco tiempo, nos trasladaron a una prisión donde yo tuve mucho miedo, pues nunca había vivido en tal oscuridad.

¡Qué horrible día! El calor era insoportable, pues la prisión estaba llena. Los soldados nos trataban brutalmente. Para colmo de males, yo tenía ya dolores de vientre…»

Santa Perpetua 7 de marzo, c.205
2 Comentarios
  1. Javier García 2 años

    Una historia realmente interesante!!!

  2. Sergio 2 años

    oye pues dos mujeres muy muy valientes!!!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Tarot Nuevo. Todos los derechos reservados.

Buzón de dudas y sugerencias

Este pequeño buzón quiere recoger todas vuestras peticiones, ideas y sugerencias que queráis hacer al primer gabinete de España en ofrecer soluciones a problemas sentimentales homosexuales. Nos pondremos en contacto con vosotros tan pronto como veamos vuestros mensajes.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?